PAR BIOMAGNÉTICO: Una disciplina médica diagnóstica, preventiva y terapéutica.

Clinica Dental Valencia | Par Biomagnético

 

¿Qué es el Biomagnestismo?


El par biomagnético fue descubierto por el Dr. Goiz en 1988. Esta extraordinaria aportación a la medicina radica en detectar la huella electromagnética de los microorganismos patógenos y corregir mediante imanes la alteración electromagnética que provocan en nuestro organismo.

El biomagnetismo es una terapia médica basada en las propiedades biomagnéticas del cuerpo humano. Células, tejidos, órganos, sistemas con sus reacciones bioquímicas y biomoleculares (más de 300.000 por segundo) tienen propiedades biomagnéticas, que les confieren una energía magnética con su correspondiente campo magnético.

El magnetismo es una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza, que afecta a todo elemento material, y por tanto a nuestro organismo. Nuestras células están unidas por fuerzas electromagnéticas, y en constante resonancia energética, es decir, están constantemente comunicadas generando un campo magnético. Por tanto, nuestro cuerpo está constituido por ejes biomagnéticos al igual que los microorganismos sin los cuales no podríamos vivir ni ellos ni nosotros.

Los campos de energía biomagnética de los diferentes órganos y sus partículas tienen comportamientos de atracción y repulsión magnética, y del equilibrio de los campos magnéticos dependerá nuestra salud.

Los microorganismos conviven con nosotros (existen más de 100 billones) y no dan ningún síntoma en condiciones normales, siempre y cuando nuestro sistema inmune sea competente, y nuestro pH (*potencial de hidrogeno) se mantenga en un nivel energético normal (**NEN), es decir, ni ácido ni alcalino.

Fenómenos de diferente índole como emocionales, alimenticios, geopáticos, ambientales… pueden sacar a una célula, órgano o sistema de su nivel energético normal, y los hacen caer en una acidez o alcalinidad que provoca un desequilibrio. Entonces los microorganismos se manifiestan y provocan una enfermedad.

La enfermedad la definimos en biomagnetismo como“Par Biomagnético”. El “Par Biomagnético” está constituido por dos polos o cargas de polaridad opuesta (+/-) en estricta resonancia bioenergética, que se forman a expensas de la alteración del pH* (potencial de hidrógeno) de los órganos. El polo alcalino + se forma por la presencia de virus y parásitos, y el polo ácido – por la presencia de bacterias, hongos y radicales libres.

Técnica del biomagnetismo:

El biomagnetismo identifica el “Par Biomagnético” mediante imanes, que localizan la parte del cuerpo donde se ha producido una alteración de su resonancia electromagnética, y donde se ha establecido un determinado microorganismo.

La técnica consiste en rastrear al paciente cada una de las partes del cuerpo con un imán, y al encontrar un campo electromagnético alterado, vemos que automáticamente se acorta el miembro inferior derecho. En este momento hemos de rastrear y localizar la otra parte del cuerpo donde resuene el polo opuesto. Se colocan en estos puntos dos imanes de carga opuesta para generar un campo magnético que combata el creado por el microorganismo, sus toxinas o su huella electroenergética.

El tiempo de permanencia de los imanes en el cuerpo es de 20 a 30 mn.

¿Cómo actúa?

El biomagnetismo desactiva el “Par biomagnético” empujando sus cargas o polos internamente una contra otra con imanes de entre 1000 a 1500 Gauss, ya que se considera que el campo magnético de cualquier microorganismo no supera los 1000 Gauss. Así, el campo biomagnético generado por los imanes arrastra y disminuye el campo magnético de los microrganismos, los virus pierden su información genética y las bacterias su capacidad patógena, y así puede actuar nuestro sistema inmunitario eliminándolos, restituyendo la polaridad normal en la zona, y devolviéndonos nuestra salud.

Ya se han descubierto, estudiado e identificado cerca de 400 pares biomagnéticos, y existen otros en estudio. Se puede tratar cualquier desequilibrio orgánico provocado por microorganismos como virus, el del papiloma humano, bacterias, como el helicobacter pylori, hongos, como la candida albicans y parásitos, como el toxoplasma Gondii . Se pueden tratar desde síntomas como fiebre, tos, diarreas… y enfermedades como hepatitis, candidiasis, SIDA, artritis reumática… No importa el tiempo en que se originó el desequilibrio para que la enfermedad se manifieste, y pueda ser tratada.

El biomagnetismo no tiene contraindicaciones, salvo en personas con marcapasos, ni efectos secundarios indeseables, y se puede combinar con cualquier otro tratamiento.

Conclusión

El par biomagnético es una disciplina médico diagnóstica, preventiva y terapéutica que permite detectar y tratar la patología desde su etiología.

*Potencial de hidrogeno (pH).El hidrógeno (H) es el enlace más fuerte de las moléculas de nuestro cuerpo, que unen átomos de carbono, oxigeno, nitrógeno. Está presente en todas las reacciones químicas de nuestro organismo. El pH va del 1(extremo ácido) al 14 (extremo alcalino). Existen diferentes pH en nuestro organismo, así por ej. la vagina, la piel y la orina son ácidos, y el semen, la bilis y la sangre son alcalinos.

**Nivel energético normal (NEN) El nivel energético normal en relación al pH está entre 7,36-7,42, y todas nuestras funciones fisiológicas, bioquímicas, inmunológicas y psicológicas se llevan a cabo dentro de este nivel de energía.

Libros: Dr. Goiz: El par biomagnético y el SIDA es curable.

José Hernández Royo

Médico Terapeuta Neural

Colegiado médico nº 7729

 

HÁZNOS TU CONSULTA GRATIS


Clínica Dental Mar Tarazona pone a su disposición este servicio de consulta gratuita.

Las consultas serán respondidas por un profesional y tendrán carácter privado. Sus datos personales no serán usados para enviarle promociones comerciales ni serán cedidos a terceros. En ningún caso se harán públicas estas consultas, teniendo exclusivamente carácter privado.

¡Esperamos su consulta!

Formulario de contacto

Nombre y apellidos
Teléfono (opcional)
E-mail
Consulta

captcha