Técnica de Cepillado

En la Clínica Dental Mar Tarazona  consideramos que cualquier método de cepillado que elimine efectivamente la placa sin dañar los tejidos blandos o duros es aceptable.

La técnica de Bass es de gran utilidad para los pacientes con inflamación gingival y surcos periodontales profundos.

El cepillo se sujeta como si fuera un lápiz, y se coloca de tal manera que sus cerdas apunten hacia arriba en el maxilar superior y hacia abajo en la mandíbula formando un ángulo de 45º en relación con el eje longitudinal de los dientes para que las cerdas penetren con  suavidad en el surco gingival. Asimismo, se presiona con delicadeza en el surco mientras se realizan pequeños movimientos vibratorios horizontales sin despegar el cepillo hasta eliminar la placa gingival.

Si seguidamente el cepillo se desliza en dirección oclusal para limpiar las caras vestibulares o linguales de los dientes se denomina método Bass Modificado.

El mango del cepillo se mantiene horizontal durante el aseo de las caras vestibulares de todos los dientes y las caras linguales de los molares y premolares pero se sostiene en sentido vertical durante el cepillado de las caras linguales de los incisivos superiores e inferiores.

Las caras oclusales se cepillan, haciendo presión en surcos y fisuras y con movimientos cortos antero posteriores.

El cepillado de lengua y paladar permite disminuir los restos de los alimentos de la placa bacteriana y el número de microorganismos.

El cepillado nocturno es muy importante porque durante el sueño disminuye la secreción salivar.

Cepillo Dental

Es preferible el cepillo de mango recto, cabeza pequeña y recta, fibras sintéticas, puntas redondeadas y cerdas blandas.

El cepillo debe estar seco antes de utilizarse, es necesario reemplazarlo cada dos o tres meses. Las personas que utilizan dentadura parcial removible y aparatos de ortodoncia removibles deben utilizar dos cepillos, uno para los dientes naturales y otro para las bandas y otras partes de metal (Brakets)

Dentífrico

Se recomienda usar poca cantidad de dentífrico para evitar la ingestión excesiva de fluoruro en caso de consumo accidental.

Hilo Dental

Tiene diversas presentaciones, entre ellas hilo, cinta, con cera, sin cera, con flúor, con sabor a menta…

Si existe un contacto muy estrecho entre los dientes es preferible usar el hilo, pero si el espacio es mayor es conveniente utilizar la cinta.

Para usar el hilo dental, se extrae del rollo más o menos 60cm se enrolla alrededor del dedo medio de una mano pero se deja suficiente hilo para sostenerlo firme con el dedo medio de la otra mano.

El hilo se introduce con suavidad entre los dientes y se desliza hasta el surco gingival. Se rodea el diente y se desliza hacia la cara oclusal con movimientos de cierra o vaivén en sentido vestíbulo lingual, a continuación se mueve encima de la papila interdental con mucho cuidado.

Cepillo Interdental

Es un pequeño cepillo, de forma cilíndrica o cónica, con fibras o filamentos dispuestos en  espiral alrededor de un pequeño alambre.

Se usa para eliminar la placa bacteriana de los espacios interdentales. Es un elemento indispensable para la higiene interdental en colaboración con la seda dental.

Existen cepillos interproximales de distinto grosor con el fin de buscar el que mejor se adapte al espacio interdentario.

Irrigador Bucal

Los irrigadores bucales son aparatos que se conectan directamente a la llave del agua o tienen un motor para generar un chorro de agua pulsátil, el cual se dirige de manera perpendicular hacia el eje mayor del diente. Así es posible lavar y dar masaje al margen de la encía y también eliminar residuos de alimentos.