MEDICION DE CORRIENTES ELECTRICAS EN BOCA

Clinica Dental Valencia | Medición corrientes Eléctricas en la boca

Uno de los campos interferentes más frecuentemente encontrados son las restauraciones o prótesis metálicas en boca.

El medio electrolítico salivar favorece la generación de corrientes eléctricas, las cuales pueden oscilar entre los 200 y 600 milivoltios, corrientes débiles, las cuales no son indiferentes a la salud sino que se van convirtiendo en un importante factor de irritación. Dichas tensiones se generan en la cercanía de la base del cráneo, vecinas a la hipófisis, lo que de ninguna manera es insignificante para el paciente. Debido a la diferencia de potencial de los diferentes metales de la amalgama, se produce una corriente eléctrica que libera  iones de mercurio de la misma.

No son solamente problemáticas las amalgamas, ya que los efectos de los diferentes metales en la cavidad oral han de ser considerados en la búsqueda de campos interferentes así como otros agentes nocivos séptico-tóxicos.

Para poder medir los diferentes potenciales eléctricos dentales se diseñó el potenciómetro dental, aparato de alta precisión el cual permite una medición automática, simultánea de corriente (microamperios), tensión (milivoltios), polaridad y derivado de esta, el valor de conductancia (microsimens), mediante el empleo de dos electrodos que posee para medir la presencia de corrientes eléctricas.

Para lograr comprender los valores que aparecen indicados en las pantallas del potenciómetro, se debe tener en cuenta que la tolerancia del cuerpo humano es de 100mV y de 3 a 5 uA. Así, con el empleo de este instrumento y el consecuente desarrollo de nuestras tablas de medición y correlacionadas con los ya existentes mapas de relación entre odontones y las diferentes partes del organismo, se facilita mediante la identificación de los potenciales eléctricos dentales más altos, ubicar las posibles repercusiones sistémicas, las cuales a su vez integradas a la interpretación neurofocal de un Panorex permiten suministrar tanto al médico más al odontólogo, un diagnóstico más cercano a las manifestaciones tanto locales como sistémicas del paciente, ofreciendo la posibilidad de brindar una adecuada corrección odontológica al reemplazar en orden de prioridad el metal por una obturación no metálica con el fin de disminuir los potenciales eléctricos alterantes, disminuyendo a su vez el riesgo de intoxicación por la liberación de iones y de esta manera ayudar a mejorar o desaparecer patologías sistémicas.

Las principales ventajas del empleo del potenciómetro y las mediciones bioelectronicas obtenidas de él son:

  • Facilidad en su manejo y su lectura.
  • Permite una ampliación de diagnóstico clínico.
  • Posibilita la objetivación óptica del hallazgo en comparación a los síntomas descritos por el paciente.
  • Permite correlacionar los posibles efectos a distancia que un campo interferente puede ocasionar.
  • Ofrece la posibilidad de programar el tratamiento a seguir, teniendo en cuenta el resultado de valoración clínica, el informe neurofocal y la prioridad bioelectrónica.
  • Permite ejercer un control terapéutico más preciso.

El análisis de los resultados hasta hoy obtenidos con la aplicación de las mediciones bioelectrónicas y con la integración de algunos conocimientos, en terapéuticas alternativas, nos motiva cada vez más a investigar, para que tanto médicos como odontólogos de una manera conjunta ayudemos a mantener la salud de nuestros pacientes.